Norma jurídica de orden inferior a la Ley: La Ordenanza

ordenanza

Seguro que dentro del mundo jurídico, te ha surgido la duda de si existe una norma de orden inferior a una ley. Y sí, existe y se llama ordenanza.

En todo ordenamiento jurídico existe una jerarquía. Donde unas normas priman sobre las otras, y no tienen ni la misma trascendencia ni la misma importancia. Y su ámbito de aplicación también es distinto.

Y una norma de rango inferior no puede ir contra la norma de rango superior. Y primará una sobre la otra. En España, la jerarquía está recogida en la Constitución, que se encarga de distribuir la escala y también determina que organismos pueden emitir las diferentes normas.

En la última escala de esta jerarquía es donde se asientan lo que podríamos denominar órdenes inferiores a una ley, o que no tienen rango de ley. Son las que dictan los organismos locales, como serían las Diputaciones y los Ayuntamientos.

Y dentro de este grupo de normas estarían las ordenanzas, los reglamentos y los bandos. Se dictan en relación a lo que afecta a ámbitos locales, y no deben ser contrarias a las normas que están en un mayor orden jerárquico.

En un rango superior estaría la Constitución, los reglamentos que proceden de la Unión Europea, los Tratados Internacionales, las Leyes que se aprueban en las Cortes, los reales decretos ley y los reales decretos legislativos, y ya por último los reglamentos que son aprobados por el Gobierno de España.

Pero en cada país la estructura legislativa puede variar.

1. Ordenanzas, reglamentos y bandos

En este rango inferior, como hemos señalado, se ubican lo que se conocen como Ordenanzas, reglamentos y bandos. Vamos a conocer en qué consisten.

Las ordenanzas vienen a regular la vida de diario de una entidad local. Afectan a ámbitos como puede ser la policía, la regulación de la vida diaria y el transporte, y la fiscalidad en las ciudades.

En cambio, los reglamentos se aprueban para regular la vida interna de los organismos públicos. Lo que sería el régimen interno. Y no afectan a los ciudadanos en si, sino a a todo lo que viene a regir la vida en una ciudad.

Por último, los bandos son emitidos por el Alcalde y sirven para expresar lo que recoge la ordenanza.

2. Cómo se castiga el incumplimiento de una ordenanza

Al no tener rango de ley, si una persona transgrede una ordenanza o bando del Alcalde, será castigo como una falta. Falta que podría ser considerada leve, grave o muy grave. En este último caso, como ejemplo, se consideraría hechos como dañar un elemento perteneciente al servicio público o algún elemento urbano.

Autor: Mario Velasco

Autor: Mario Velasco

Abogado y enamorado del mundo jurídico y las leyes. Me encanta escribir e informar de lo que me apasiona.

Deja un comentario